martes, 4 de marzo de 2008

Alassana



Me llamo Alassana Diayte, nací en Gambia y tengo 18 años. Estoy en España desde hace dos meses y tengo un amigo que se llama Sidia. Quiero aprender español porque es muy importante para encontrar trabajo. Soy estudiante de español en la escuela de adultos. Me gusta bailar y tengo muchos amigos en Castro. Voy a Talledo en autobús y a veces en coche con mi amigo Juanjo o con mama Luci. Siempre estoy con mi amigo Sidia.
Mis profesoras se llaman Tamara, Sandra y Luisa -aunque en la foto aparece con Rosa-. Yo estudio español y ayudo a estudiar a una chica que se llama Barca, ella es de Marruecos. Busco trabajo y puedo hacer de todo. Sé ingles y tambien árabe.
Quiero contar una historia que me pasó en mi país, Gambia. Un día fui al campo y me salió una serpiente, era de color negro. Yo le tiré con palos y la serpiente no me mordió pero me echó su veneno soplando a los ojos y entonces todo lo vi rojo. En mi país hay muchas serpientes y otros animales que no hay aquí.

Cuando la cobra le escupió el veneno, Alassana tenía unos doce años y estaba con un amigo que le llevó a casa. Estuvo ciego casi un día entero.

Es un muchacho encantador. No ha ido nunca a la escuela, pero es muy educado. Habla bajo, sabe escuchar, utiliza mucho las palabras gracias, por favor y sorry, no deja que lleves pesos, ni que trabajes, se lamenta cuando se da cuenta de que no ha hecho el té porque se había olvidado, te pregunta por toda la familia... es un cielo.

Dice que en su pueblo, Maroncunda, trabajaba mucho con su madre. Señala la azada y dice: “Con esto... mucho mucho, mi madre y yo, y cantábamos”. Y me canta una canción. Y me los imagino plantando arroz y tomates. Felices. Pobres, pero felices. ¡Cuánto debe de echarle de menos su madre!

2 comentarios:

migramundo dijo...

Veo con agrado que Paco Sánchez se queda corto al hablarme de tu bitácora. Hermosa iniciativa, Mamá Áfrika, que hago mía desde ahora. Saludos.

Martín Bolívar dijo...

Qué historia conmovedora, qué buen nombre Mamá Áfrika, por se la madre de todos nosotros. Tengo que agradecer a la curiosidad e interés de Guillermo Pardo, gracias a quién he conocido esta web a través de su página Migramundo.

GOOGLE ANALYTICS