miércoles, 7 de enero de 2009

La ilusión



Qué mejor manera de empezar 2009 que haciendo realidad los sueños de los niños: conocer a los Reyes Magos y a sus pajes. La ilusión y la emoción duran muy pocos años, por eso es tan bonito participar de la fantasía navideña por excelencia. Sidia nos hizo el favor de hacer de paje a domicilio para las sobrinas de Iker y fue una gran experiencia. Él actuó muy bien y ellas están deseando contárselo a sus compañeros de clase, pero, como son muy listas y saben que nadie las creerá sin pruebas, han pedido copias de las fotos que hicimos a sus padres.

Richard fue Baltasar para los niños castreños. Cómo no iba a hacerlo genial si tiene la sonrisa tatuada en la cara, aunque su vida esté llena de dificultades. Otros amigos africanos hicieron el papel para el Belén Viviente que organiza en Castro la Asociación Cultural Pasión Viviente.

Los inmigrantes nos ayudan a mantener la ilusión de los niños, aunque ellos crean en otro dios. Mientras tanto, los adultos tenemos otra ilusión, la de agarrar el 2009 con nuevos ánimos y proyectos que nos devuelvan la esperanza de ir construyendo a pedacitos una sociedad mejor, más solidaria y generosa, menos egoísta. Seguimos siendo soñadores, afortunadamente.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Q BONITA LA INOCENCIA DE MIS SOBRINAS, Q HASTA LES PARECIO VER VER A SIDIA EN LA CARROZA DE BALTASAR, A SU IZQUIERDA!!...
SOLO ESPERO Q CUANDO DESPIERTEN DE SU SUEÑO, PUEDAN CONOCER AL VERDADERO SIDIA...DE MOMENTO ES IMPOSIBLE, PERO SEGURO Q LES MERECERA LA PENA.

KERTXO

Mónica Pérez dijo...

¡Hola!
Acabo de descubrir vuestro blog, y me alegro. Os aseguro que seguire y leyendo todas las entradas que publiqueis.
Me parece genial lo que haceis, ya que lo "normal" en este país es considerar a las personas que vienen en busca de trabajo en cayuco, como "seres inferiores"(por ejemplo) y lo unico que pasa es que no los conocemos, por eso me parece genial lo que haceis, porque gracias a este blog, puedo conocer mas acercas de las vidas de aquellos que llegan a este pais en busca de un vida mejor...

Elena dijo...

Hola, Mónica, muchas gracias por tus amables palabras y bienvenida a este rinconcito. Estamos encantados de que te unas a nuestros lectores, que son pocos pero fieles. ¡Un saludo!

Mamá Afrika dijo...

Mónica, una vez me dijo una trabajadora de C. Roja que esto que recibían los africanos de nuestra parte "no era real". Pero me sale del corazón darles un abrazo, su familia está lejos. Se han unido a mí, mis hermanos, mis hijos, mi marido, mis amigas y amigos, y la gente de mi ciudad. En Castro, convivir con ellos y ayudarles es una realidad. Os lo recomiendo. El que da, recibe. Un abrazo también para tí.

GOOGLE ANALYTICS