miércoles, 25 de febrero de 2009

Carnaval



El domingo se acabó el Carnaval con el Entierro de la Sardina. Fuimos a verlo mi madre, que tiene 84 años, mi amiga Lachén, el mauritano y yo. Tras media hora de pie, viendo el teatro del juicio al Sardina, nos fuimos detrás de la divertida comitiva por las calles de Castro. Yo, preocupada por mi madre, la decía que si nos sentábamos en una terraza, pero ella agarrada del brazo del mauritano, avanzaba bailando muy animada.

Cuando llegamos al puerto nos encontramos con Aziz y Mustafá, y todos juntos vimos cómo tiraban al mar al Sardina, momento en el que terminó, por este año, el Carnaval.

Elena, que estaba en su casa con Kertxo, quería saludar a la abuela y a los africanos, así que subimos hasta allí, con las pocas fuerzas que nos quedaban. Me gustó la alegría de Vall: “¿Por qué yo no te veo? ¡Mucho tiempo!”. Y la ternura de Elena y Aziz: “¡Hermano¡”, “¡Hermana!”, con un cariñoso abrazo.

Me encanta esta familia mía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

FUE UNA VISITA GENIAL PARA CULMINAR LOS CARNAVALES!!...HABLAMOS DE TODO DE TRABAJO, DE LOS CARNAVALES Y FIESTAS DE AFRIKA...NUNCA TE ACOSTARAS SIN SABER UNA COSA MAS...


KERTXO

Yolanda dijo...

He pensado que os podía interesar firmar un manifiesto. El gobierno pretende con la nueva ley de extranjería multar con hasta 10.000 euros a quien dé cobijo a un inmigrante. Es indignante y vergonzoso, así que cuanta más gente firme, mejor. A ver si lo paramos antes de que se apruebe:

http://devueltaymedia.es/2009/02/acoso-la-solidaridad.html

Un abrazo

GOOGLE ANALYTICS